Blog

Blog


Alberto Pascual: "Los paneles son muy eficientes para reducir el uso de antibióticos"

20 de August de 18 - Ganaderos

"Con más de 20 años de experiencia en el sector porcino, Alberto Pascual, con dos explotaciones de 2.500 madres cada una en Ávila, decidió dar un paso más y, en 2016, empezó desde cero el proyecto de una granja de multiplicación de 3.000 madres. En el diseño de la nueva explotación, Alberto aporta un modelo distinto de granja, con novedades en el manejo, altas medidas de bioseguridad y una apuesta clara por la eficiencia energética. 

- ¿Cómo ha ido evolucionando la explotación familiar? 
Mi padre empezó con una explotación de 700 madres, la Serrota. Luego, cuando yo terminé los estudios, ampliamos la explotación a 2.500 madres y construimos otra en Villanueva de Gómez, también de 2.500 madres. A partir de ahí, durante estos últimos años nos hemos dedicado a mejorar las instalaciones de estas explotaciones, teniéndolas al día y adaptándolas al bienestar animal. Finalmente, hace dos años, iniciamos el proceso de construcción de una explotación de multiplicación, de genética, de 3.000 madres, que ha sido la culminación del trabajo de todos estos años y de toda la experiencia que hemos ido adquiriendo. Es una explotación que hemos hecho nosotros desde cero. La llamamos Grangenia. 

- ¿Por qué decide iniciar esta explotación?
Aunque ya teníamos 5.000 madres y Grangenia suponía un salto cuantitativo, lo que queríamos con su creación era dar un salto cualitativo. Con este proyecto hemos tenido acceso a nuevos conocimientos, a distintos tipos de manejo, a profesionales que nos han asesorado, incidiendo especialmente en temas como la bioseguridad, la higiene, la reducción de antibióticos… En Grangenia todo esto se trabaja con mucha más previsión y precisión. 

- ¿Cuáles son las principales características de Grangenia? 
Es una explotación enfocada a la eficiencia energética y a generar sinergias entre distintos aspectos de la producción, el diseño y el bienestar animal para ser más eficientes. El máximo exponente de Grangenia es el diseño de las plazas de partos, donde tenemos la posibilidad de dejar la cerda libre en la plaza; además el 50 % de la ventilación es natural, solo necesitamos calefacción los cinco primeros días después del parto, y lavamos y desinfectamos los fosos después de cada lactación, sin necesidad de desmontar nada y sin mayor esfuerzo. Por otra parte, Grangenia es una explotación con unas altas medidas de bioseguridad, no hay ningún elemento fuera de las naves, no hay que salir para realizar ningún tipo de mantenimiento (mecanización de ventanas, refrigeración, ventilación…); todo se hace desde dentro. 

- ¿Qué productos Rotecna tienen instalados en la granja?
En maternidad tenemos el Ni-2 Córner y los suelos con slats; en maternidad y gestación la válvula VRH-3; en gestación el dosificador Four; y en recría la tolva TR-5, además de la tolva de engorde Grow Feeder. Todas las divisiones interiores de las naves están hechas con los paneles de polipropileno blanco, las separaciones de los corrales de gestación confirmada con paneles de polipropileno verde y las separaciones de las plazas de maternidad con vallas de PVC y paneles de polipropileno azul, entre otros productos.

- ¿Por qué deciden trabajar con productos de la marca Rotecna? 
Por su fiabilidad, tanto en funcionamiento como en duración, además de por el asesoramiento que da la empresa, y su seriedad a la hora de realizar los pedidos, la entrega… Se nota la profesionalidad que hay detrás de todos los productos. 

- En maternidad, han apostado por trabajar con los Ni-2. ¿Por qué?
Nuestra maternidad es un tipo de nave bastante novedosa, que he diseñado yo personalmente. Es una maternidad donde no tenemos ni suelo radiante ni calefacción, por lo que el único aporte de calor que hay para los lechones durante los primeros cinco días de vida es el foco de infrarrojos de los Ni-2. Además, el diseño de las plazas también es especial, con unas bandejas debajo de cada cerda que evitan tener un foso profundo (solo de 10 centímetros) y que se generen corrientes de aire frío debajo del lechón. De esta forma, únicamente con el Ni-2 y unas rejillas de plástico ciegas, mantenemos la temperatura de los lechones dentro del nido. Por otra parte, elegimos el modelo Córner porque nos encajaba con el diseño de las plazas de maternidad con unas jaulas en diagonal. 

- ¿Cuáles son los principales beneficios que destacaría de su uso en maternidad?
Por un lado, se reduce la mortalidad, ya que consigues tener a los lechones calientes y a las cerdas frescas, y tienes suficiente superficie debajo del nido para que todos los lechones se tumben dentro y queden protegidos de la madre. Por otra parte, conseguimos un ahorro energético, por supuesto, ya que estás calentado únicamente la zona de los lechones. Y, finalmente, destacaría la posibilidad y fácil mecanización de los nidos para su apertura, lo que permite abrir todos los nidos de una sala a la vez y acceder al manejo de los lechones más fácilmente. 

- Por otra parte, también han instalado los paneles de polipropileno en distintos espacios y para distintos usos. ¿Qué ventajas les aporta este tipo de paneles?
Todo está enfocado a un fácil lavado y desinfección de las instalaciones. Los paneles de polipropileno blanco te permiten ver en todo momento la calidad del lavado, porque la suciedad se ve enseguida. Además, son muy eficientes para conseguir una reducción en el uso de antibióticos en las explotaciones, porque gracias a su material, fácil de lavar y no poroso, logras una correcta higiene y desinfección de las instalaciones. Precisamente, al ser instalaciones de fácil y rápido lavado, te permiten reducir el consumo de agua y de mano de obra. Por otra parte, es un tipo de construcción que se puede modificar fácilmente si, con el tiempo, tienes que hacer reformas en la explotación o aumentar el tamaño de las plazas de maternidad, por ejemplo, como se prevé que pasará dentro de unos años (aunque las parideras de Grangenia ya se han diseñado asumiendo este cambio de legislación).  Dos personas pueden montar y desmontar la pared de una nave en cuestión de horas. 

- Finalmente, ¿qué retos de futuro se plantean para la explotación? 
Intentar ser un referente. Nosotros hemos querido aportar al sector un modelo de granja distinto, somos la primera explotación en España que tiene cerdas libres en los partos y ventilación natural en maternidades. Nuestro reto es, por una parte, conseguir mantener la explotación sanitariamente limpia y, por otra, certificar todos los avances que hemos desarrollado para que sean estandarizables y exportables a un tipo de explotación convencional."

Comparte en redes