Blog

Blog


La exportación y la eficiencia, claves del sector porcino danés

La exportación y la eficiencia, claves del sector porcino danés

19 de enero de 21 - Noticias

Gracias al aumento efectivo del tamaño de las granjas y a la tendencia hacia una producción más tecnificada, Dinamarca se ha perfilado como el principal productor y exportador de lechones europeo, y uno de los países con mayor censo de cerdos. En este país la población de cerdos supera con creces a la población humana (12,3 millones de cerdos frente a 5,8 millones de personas en 2017).

Estructura del sector

Igual que en muchos países europeos, la industria porcina danesa ha experimentado una amplia transformación al pasar de pequeñas granjas familiares a grandes granjas profesionales. El aumento de la mecanización y la especialización ha ayudado a que se consoliden, y el número de animales en las mismas no ha hecho más que aumentar. Todo ello ha permitido a los ganaderos daneses mejorar su eficiencia en lo referente a costes, lo cual es esencial para mantener de forma competitiva sus resultados.

En Dinamarca hay alrededor de 4.000 granjas porcinas, aunque en 1992 la cantidad era de 57.000. El número de cerdos es casi el mismo, pero el tamaño de las granjas es muy diferente. Hoy en día, el 90 % del censo porcino danés se ubica en granjas con más de 2.000 animales. Por otro lado, la estructura de las granjas también ha experimentado cambios considerables en las últimas tres décadas. La mayoría de ellas solían funcionar como unidades de producción integradas, en las que los cerdos se criaban en la misma unidad desde el nacimiento hasta el sacrificio. Las granjas actuales, en cambio, cuentan con estructuras más especializadas. Sólo un tercio de ellas funcionan como granjas integradas y el resto se divide según las fases productivas.

Esta evolución es el resultado de una estricta legislación ambiental que regula la asignación de animales por hectárea, y de la necesidad de que los agricultores se especialicen en la producción de cerdas, lechones destetados o cerdos en crecimiento para aumentar la eficacia.

Producción y exportación de lechones

Desde hace más de 100 años, la producción de cerdos y de carne porcina ha sido una importante fuente de ingresos para la economía danesa. Aproximadamente el 90 % de la producción se exporta a más de 120 mercados de todo el mundo. Dada su elevada cuota de exportación, la industria depende del acceso a un gran número de mercados en el mundo. Es por esta razón que el sector porcino danés debe mejorar continuamente los estándares de salud animal e inocuidad alimentaria, y mantenerlos a un alto nivel.

Entre 2007 y 2008, coincidiendo con la crisis financiera, el censo porcino danés se desplomó. Así pues, de los 14 millones de cerdos censados en 2007 se pasó a 12,2 millones en 2008. Desde entonces, el número de cerdos ha fluctuado entre 12 y 13 millones de cabezas, alcanzando su pico máximo en julio de 2018, cuando el censo alcanzó los 12,9 millones de cabezas.

Actualmente Dinamarca produce unos 32 millones de lechones al año, 13,5 millones de los cuales son vendidos vivos a la Unión Europea para su posterior engorde, siendo Alemania y Polonia los principales destinos, y el resto son sacrificados en el país. Esto representa casi el doble de la cantidad de lechones que Canadá vende a Estados Unidos anualmente.


Corral de destete. Foto: Grupo SKIOLD.

La exportación de cerdos en crecimiento empezó en 2004, y la demanda de lechones daneses destetados daneses ha aumentado cada año, lo que ha limitado los niveles de producción nacional. Sin embargo, parece que la mayor producción de lechones ha respaldado el crecimiento en el mercado de exportación.

Las líneas genéticas más utilizadas en la producción de cerdos en Dinamarca son Landrace, Yorkshire y Duroc, siendo las dos primeras las más empleadas en las líneas madre, debido a su buen comportamiento maternal, y la última en las líneas macho por su rendimiento en la producción de carne y su eficiencia alimentaria. Con frecuencia, las cerdas son el resultado de un cruce Landrace y Yorskhire, con lo que se consiguen entre 35 lechones destetados por cerda y año en los mejores productores y 26 en los rebaños de menos producción.

Debido a los elevados costes de producción con respecto a otros productores europeos, los porcicultores daneses se ven obligados a limitar dichos costes tanto como sea posible, lo que ha estimulado el desarrollo de nuevas tecnologías, como por ejemplo sistemas de alojamiento con técnicas de ahorro energético. Por lo tanto, para sobrevivir en el mercado europeo, los productores de cerdo daneses tienen que mejorar continuamente la eficiencia mediante la gestión, la aplicación de nuevas tecnologías y la adaptación a nuevos tipos de producción especializada.

Medidas ante la PPA

Ante la amenaza de la PPA en Europa, el Ministerio de Medio Ambiente y Alimentación danés instaló en 2019 casi 70 quilómetros de cercas a lo largo de la frontera entre Dinamarca y Alemania con el fin de evitar la entrada de la peste porcina africana (PPA) a través del movimiento de jabalíes. Además de la construcción de la valla, las autoridades han intensificado la caza de jabalíes, han decidido imponer mayores sanciones en el caso de no limpiar o desinfectar adecuadamente los vehículos de transporte de animales y han colocado señales informativas en las áreas de descanso de las autopistas avisando de la obligación de no dejar restos de comida en el entorno natural, todo ello con el fin de evitar la entrada de la PPA. 

Futuro

Es muy probable que, en el futuro, el sector porcino danés esté organizado en sedes productivas de gran tamaño, con un alto grado de implementación tecnológica, tanto en lo referido a la gestión como a la minimización del impacto ambiental. Esta necesidad de contar con tecnologías que ayuden a reducir las emisiones de olores y amoniaco supondrá un nicho específico de negocio en Dinamarca.

Sobre esta cuestión, está en marcha una nueva legislación que se centrará en la regulación de la producción animal basándose en la cantidad de amoníaco que se emite y no en el número de animales alojados en una instalación, que es el método empleado en la actualidad. Con esta ley se espera estimular aún más el área de negocio de tecnología medioambiental.

Comparte en redes