Blog

Blog


Francia se mantiene como uno de los mayores productores de porcino europeos

Francia se mantiene como uno de los mayores productores de porcino europeos

20 de diciembre de 22 - Noticias

Con una producción de 2,26 millones de toneladas de carne porcina en 2021, Francia es el tercer mayor productor de porcino de la Unión Europea, sólo por detrás de España, que el pasado año produjo 5,18 millones de toneladas, y Alemania, con 5 millones de toneladas. A su vez, el sector porcino francés es uno de los más importantes a nivel mundial, debido a su capacidad productiva, importadora y exportadora, así como por la elevada cifra de consumo de carne de cerdo entre su población.

Producción

El sector porcino francés se caracteriza por contar con una estructura productiva muy tecnificada y profesionalizada, algo que ha permitido mantener la cría de cerdos con unas cifras muy similares, prácticamente sin variaciones, en los últimos años. Según datos de septiembre de este mismo año, el país galo cuenta con una cabaña porcina de unos 13 de millones de cabezas (931.000 son cerdas reproductoras). Las cifras vinculadas a la producción de carne también se han mantenido estables y sin grandes variaciones en los últimos años (Gráfico 1). La variación registrada entre 2024 y 2021 ha sido de un 4,88 %.

Gráfico 1. Evolución de la producción de carne de cerdo en Francia (2014 - 2021)

produccion carne de cerdo en francia
Fuente: Interporc.

Consumo

Igual que la producción, el consumo de carne porcina se ha estabilizado en los últimos años. Sin embargo, desde hace un tiempo se viene registrando una ligera tendencia a la reducción del consumo de carne de cerdo, tanto en hogares como en restauración, debido a las corrientes ecologistas y animalistas que poco a poco se han ido implantando. Pese a ello, Francia sigue manteniendo un elevado consumo per cápita de carne y productos porcinos situado en torno a los 30 kg de carne de cerdo por habitante y año.

Comercio de la carne de cerdo

Por su proximidad con España, su dimensión y su elevada capacidad de compra, el mercado de la carne de cerdo francés es uno de los más interesantes y prioritarios para el porcino español. Hasta el año 2018, Francia era el principal cliente de España, situación que cambió en 2019, cuando pasó ser el segundo, debido al incremento de las importaciones chinas provocadas por la peste porcina africana (PPA).

En 2021 la situación ya empezó a cambiar, y Francia importó alrededor de 300.000 toneladas de carne de cerdo española por un valor de 803,7 millones de euros. Durante el primer semestre de 2022, el peso del mercado francés en las exportaciones españolas se ha ido intensificando aún más, a la vez que se ha reducido el peso de China, debido al incremento de su cabaña porcina por la recuperación de la PPA. De este modo, en los primeros seis meses de 2022, las compras de carne de cerdo a España representaron el 10,15 % en volumen y el 10,8 % en valor del conjunto de las exportaciones españolas de porcino, mientras que las exportaciones a China se redujeron hasta el 21,2 % en volumen y el 16,8 % en valor.

Así pues, España sigue siendo el principal proveedor de carne de cerdo de Francia, seguida de Alemania, Bélgica, Italia, Reino Unido, Países Bajos, Dinamarca y Polonia. Cabe mencionar que buena parte de las importaciones francesas son productos frescos o congelados, de alto grado de preparación y valor añadido, destinados a la industria charcutera francesa y a productos elaborados para el consumo directo.

En lo referente a las exportaciones, Francia exporta alrededor del 25 % de su producción, y los principales destinos de su carne de cerdo son países de la Unión Europea, aunque también exporta una parte a países como China y Filipinas.

Situación actual

Pese al enorme potencial del porcino francés, actualmente el sector se enfrenta a una crisis derivada de la pandemia de la COVID-19 y de los actuales conflictos bélicos en Europa. Esto ha provocado la inflación de los insumos agrícolas y de las materias primas utilizadas para la producción de piensos, y la aparición de la peste porcina africana, el sector porcino francés se enfrenta al recorte de precios más fuerte de los últimos 30 años. En el último año, el precio pagado al productor ha caído un 14 % mientras que los costes han aumentado el 27 %. Dada la situación, el gobierno francés ha puesto en marcha este año un plan de rescate dotado con una cantidad de hasta 270 millones de euros, y también una hoja de ruta con medidas a corto plazo, como la puesta en marcha de campañas de promoción, el refuerzo de la bioseguridad o las medidas de apoyo a la apertura de mercados de exportación.  

Comparte en redes