Blog

Blog


J. Briñón: “El Dositronic M nos permite valorar qué cerdas están dando mejor producción con un consumo óptimo de pienso”

J. Briñón: “El Dositronic M nos permite valorar qué cerdas están dando mejor producción con un consumo óptimo de pienso”

28 de julio de 22 - Casos de éxito

Contar con unas instalaciones que ofrezcan el máximo bienestar posible para los animales es uno de los principales objetivos de Copiso, una de las empresas más importantes de la provincia de Soria en cuanto a facturación y una de las más destacadas en el ámbito nacional a nivel de producción porcina. Bajo esta premisa, la de ofrecer el mejor bienestar animal, la compañía ha construido una nueva granja en la localidad de El Portillo de Soria, con capacidad productiva de 2.763 plazas, en la que Aviporc (distribuidor de Rotecna) ha participado ofreciendo asesoramiento y aportando el equipamiento integral de todas las instalaciones.

LA GRANJA

Las nuevas instalaciones de Copiso se han construido con las mejores condiciones de bienestar animal, comodidad para los trabajadores, eficiencia energética y respeto hacia el medio ambiente. Como explica Javier Briñón, director comercial de Aviporc, “la meta que nos hemos planteado ha sido poner todo nuestro esfuerzo y conocimiento en la construcción de esta granja, con el fin de poder obtener los mejores resultados productivos”.

DOSITRONIC M

Las maternidades de estas nuevas instalaciones cuentan con el sistema de alimentación electrónica para madres de Rotecna, Dositronic M. Concretamente, se han instalado un total de 660 Dositronic M con la electroválvula para dispensar agua.

Como explica Paulo Rodrigues, técnico de Copiso, “optamos por la alimentación electrónica para no depender de la regulación manual, porque con ella no se ve reducida la atención de los animales en fin de semana, permite que las cerdas consuman alimento tantas veces como sea necesario, permite obtener información a tiempo real del consumo y hace posible el ahorro de pienso”. Y añade: “Concretamente, nos decidimos por el Dositronic M porque ya tenemos experiencia con este sistema, ya que lo tenemos instalados en otras dos granjas, por su sencillez de manejo, su robustez y el servicio técnico que nos proporciona la empresa instaladora”. Por su parte, Briñón añade otras razones por las que Copiso ha optado por el Dositronic M, como son los resultados obtenidos en cuanto a consumo en las otras granjas de la empresa soriana con este sistema y el peso que los lechones alcanzan al destete.

Además de las ventajas ya mencionadas, Rodrigues detalla que el Dositronic M también facilita el trabajo del personal en granja, ya que el sistema permite aplicar curvas de alimentación individualizadas para cada animal, que se pueden automatizar. “Trabajamos con dos curvas, una para primerizas y otra para multíparas, pero cuando es necesario o queremos realizar pruebas, hemos llegado a trabajar hasta con cuatro curvas diferentes”, explica.

En cuanto al hecho de disponer de los datos de consumo digitalizados, Briñón asegura: “Esto nos permite tener un control del consumo de alimento por cada cerda y, de esta manera, posteriormente podemos valorar qué cerdas están dando mejor producción con un consumo óptimo de pienso”. Por su parte, Rodrigues añade: “Tener los consumos completos tras el destete nos permite analizar las correlaciones que existen entre el desempeño reproductivo de las cerdas y su alimentación durante esa fase. De esta manera podemos adecuar el manejo para obtener los mejores resultados posibles.”

La granja también cuenta con otras soluciones de Rotecna, como dosificadores, paneles, sistemas de distribución del pienso, slats, válvulas, nidos para lechones, etc. Y es que, como asegura el director comercial de Aviporc, “llevamos alrededor de 30 años trabajando con Rotecna y mantenemos una relación muy fructífera gracias a la que las dos empresas hemos podido crecer, aprender, innovar y mejorar hasta el nivel de llegar a construir granjas de estas características, únicas en el mundo”.

BIOSEGURIDAD

“La bioseguridad en cualquiera de nuestras instalaciones es primordial, y sabemos que para obtener los mejores resultados productivos y lechones de calidad la sanidad de la granja debe ser excelente”, asegura Rodrigues. En este sentido, las instalaciones de Copiso cuentan con unas estrictas medidas de bioseguridad externa, tanto a nivel de recepción de pienso, materiales y, por supuesto, animales, así como internas para el personal de la granja. Algunas de estas medidas son la ubicación de la granja a más de 5 km de cualquier otra instalación ganadera, la instalación de un arco de desinfección para la entrada de vehículos, la entrada de consumibles a la granja en tres pasos diferenciados, la instalación de una incineradora de cadáveres para evitar la entrada de un camión de recogida, etc.

Comparte en redes