Blog

Blog


Ramgerpig: “Gracias a Dositronic, hemos notado un incremento importante del peso del lechón al destete”

Ramgerpig: “Gracias a Dositronic, hemos notado un incremento importante del peso del lechón al destete”

29 de septiembre de 22 - Casos de éxito

Ramgerpig es una empresa ganadera familiar ubicada en Solsona (Lleida), que dispone de distintas granjas de madres con un total de 2.800 plazas, además de 11.000 plazas propias de engorde y otras 16.900 integradas. Desde hace unos meses han apostado, con muy buenos resultados, por trabajar con el sistema de alimentación electrónica Dositronic M en maternidades. Por este motivo, hablamos con Albert Pijuan, que, junto a sus primos, son la cuarta generación de la familia que sigue con el oficio de cría de cerdos.

¿Cuál es el origen de la granja?
Esta granja ha ido evolucionando con el tiempo en función de las disponibilidades económicas familiares. En el año 1988 se construyó una primera fase que constaba de 300 cerdas, que en pocos años se amplió hasta las 500 madres. Más tarde, en el año 2004, alcanzamos las 1.000 cerdas y, finalmente, en el 2021, hicimos la última ampliación hasta llegar a las 1.600 cerdas que tenemos en la actualidad. Cabe destacar que ésta siempre ha sido una granja en fase 1 y fase 2. Por otra parte, disponemos de 11.000 plazas de engorde propias, y tenemos otras 16.900 plazas de engorde integradas. Además, somos una empresa que se caracteriza por disponer de una multiplicadora propia. Producimos cerdo convencional y también cerdo de calidad Ral d’Avinyó.

¿Cómo está distribuida la granja?
Disponemos de una zona de cuarentena, situada a unos 500 metros de la granja y con una capacidad para alojar a 200 nulíparas. Esta nave se llena cada dos meses con un sistema de todo dentro-todo fuera. Luego está la zona de cubrición-control, con 480 jaulas, la zona de parques de gestación, donde disponemos de varias naves con parques con semibox, y, desde la última ampliación, contamos una nave con 360 jaulas de autocaptura. Por otra parte, tenemos la nave de parideras con 364 plazas, 112 de las cuales son maternidades libres adaptadas al bienestar animal y tienen instalado sistema de alimentación electrónica Dositronic. Finalmente, contamos con una transición de 4.500 plazas.

¿Cuántos trabajadores hay en la granja?
Actualmente, trabajan siete personas en horario intensivo, y una de ellas se encarga del mantenimiento.

¿Por qué se decidieron por el sistema de alimentación electrónica Dositronic?
Nos decidimos por este sistema con la finalidad de optimizar el consumo de las cerdas durante toda la lactación, además de individualizar el número de tomas, así como el horario de las mismas.

alimentacion electronica para cerdas
Imagen de una matenidad con Dositronic M. Foto: Rotecna.

¿Qué beneficios destacaría del uso del Dositronic?
Se trata de un sistema que nos permite disminuir considerablemente el desperdicio de pienso, es un sistema muy práctico, sencillo e intuitivo para el ganadero. Valoramos también que se pueda modificar la ración individual de cada cerda desde el propio aparato, lo que, para nosotros, supone una reducción muy importante de la carga de trabajo en la granja. Además, consideramos que es una muy buena opción calidad-precio.

¿Con cuántas curvas de alimentación trabajan?
Actualmente, en esta granja estamos trabajando con dos curvas de alimentación, una de ellas adaptada para las cerdas nulíparas y otra curva para los siguientes partos. La frecuencia de administración en ambas curvas es de cinco tomas diarias con dos horarios: invierno y verano.

¿Cómo es el manejo de la alimentación con el Dositronic?
Nuestro trabajo diario con el Dositronic consiste, primero, en mirar en el ordenador todas las cerdas que no han tenido un consumo óptimo, para luego desplazarnos al interior de las salas y modificar la ración individual de las cerdas en función del color que nos marca el panel de control del Dositronic. 

¿Qué supone el hecho de poder tener informatizados todos los datos de consumo?
En nuestro caso, nos permite conocer los consumos reales de cada cerda durante toda la lactación, ver su pérdida de condición corporal y poder implementar curvas de alimentación individualizadas para cada cerda.

granjas de cerdas
Albert con el programa de gestión de Dositronic. Foto: Rotecna.

¿A nivel de productividad de las cerdas y de la camada, han notado mejoras?
Debido a un mayor consumo de pienso de las cerdas gracias al uso del Dositronic, hemos notado un incremento importante del peso del lechón al destete. Por otra parte, en cuanto a la productividad de las cerdas, hemos notado una mejora en su condición corporal al destete y una disminución del intervalo destete-cubrición, que es un factor sumamente importante en la prolificidad al siguiente parto. 

Además del Dositronic, ¿qué otros productos Rotecna tienen instalados en la granja?
Disponemos de varios productos de Rotecna: tolvas, dosificadores, bebederos, sistemas de arrastre, slats y muchos otros.

En general, ¿qué valora de Rotecna?
Lo que más valoramos es que nos proporciona productos con una buena relación calidad-precio y ofrece productos prácticos, sencillos y de muy fácil limpieza. Por último, queremos destacar el trato, la proximidad y la atención de su departamento técnico y comercial hacia los clientes.

Por otra parte, ¿cuáles son sus principales preocupaciones a nivel sanitario?
Como en todo el sector, la principal preocupación a nivel sanitario es la peste porcina africana (PPA) y, en el ámbito particular, actualmente, lo que más nos preocupa es el PRRS. Afortunadamente, hasta el momento nos hemos quedado al margen de las nuevas cepas de este virus.

¿Qué medidas de bioseguridad adoptan para reducir el riesgo de contagio de enfermedades?
Nosotros creemos que la principal medida de bioseguridad es disponer de una multiplicadora propia, que nos permite que el origen de nuestra reposición siempre sea el mismo y con un estatus sanitario conocido. Además, disponemos de una cuarentena externa con exhaustivas medidas de bioseguridad, un contenedor de cadáveres alejado de la granja con separación entre zona limpia y sucia, transporte propio sin contacto con ningún matadero y muelles de carga exteriores. También cabe destacar que nuestras granjas están situadas en una zona de baja densidad porcina como es el Solsonès.

¿Qué retos de futuro se plantean para la granja?
Nuestros retos siempre van dirigidos a mejorar la bioseguridad e implementar la automatización de procesos, que nos permita reducir la carga de trabajo, mejorar la competitividad y disminuir los costes. En este sentido, de las 364 plazas de maternidad que tenemos en esta granja, 150 ya disponen del sistema de alimentación electrónica Dositronic y, en los próximos meses, uno de nuestros retos es que este sistema esté implementado en todas las parideras. 

Comparte en redes